junio 26, 2016


Estudiando en las Islas Perenthian - Malasia, entre chapuzón y chapuzón

La educación en ruta, la enseñanza durante el viaje, cómo compaginar el curso escolar cuando viajas con los niños meses, qué es el homeschooling ... Estas son las dudas que más asaltan a los padres cuando deciden emprender un gran viaje con sus niños. Lo primero es romper esquemas, tus hijos van a aprender mil veces más sobre la vida, las relaciones sociales y su entorno viajando por el mundo que metidos en un aula en ese periodo. De eso no cabe ninguna duda. Además cuando son pequeños es fácil acometer este tema de enseñanza en ruta, cuando son adolescentes ya todo se va complicando más. 

Hemos conocido gente de todo: 

- padres que no quieren emplear energía en acometer este reto académico y sólo centrarse en la gran experiencia que están haciendo y viviendo en familia. Simplemente, cuando vuelven sus hijos al cole, se incorporan al curso en el que se quedaron y les habría correspondido de haber seguido. 

- padres que no quieren que sus hijos se descuelguen un año, así que lo que hacen es organizarse para que los niños completen el temario durante el viaje


Entonces, ¿cómo compaginar viaje y curso escolar para que a la vuelta no hayan "perdido" un curso académico? En este caso dos opciones: 

1) Seguir un programa oficial de educación a distancia. Se llama Cidead. Te llevas el temario, les das tú la formación y luego se tienen que examinar. Lo malo de este programa es que es muy exigente para los padres y los niños. Una familia que lo siguió dos años nos contaron que los niños se tenían que examinar en la embajada del país donde estuvieran (lo tenían que programar con tiempo para que enviaran el examen desde España y los niños hacían los exámenes solos en algún despacho). Todo esto generó mucho estrés y discusiones en la familia y para ellos fue un escollo. De hecho, nos dijeron que si pudieran cambiar algo de su gran viaje, sería el haber elegido seguir este programa a distancia. Viajaron en caravana con sus 2 hijos y sólo en libros cargaron ¡9 kilos! 

2) Llevaos el temario y dárselo vosotros sin que haya educación oficial a distancia por medio. Nosotros hemos seguido esta fórmula pero sólo un trimestre escolar, cuando nos fuimos 6 meses de viaje de China a Australia y nuestros hijos tenían 5 y 7 años. Para nosotros fue muy fácil porque eran pequeños, los dos somos licenciados y tuvimos 6 meses para completar el temario de 3, que con esa edad es facilísimo. Ni estrés ni prisas, la verdad. A la vuelta en el cole les hicieron unas pruebas de nivel que superaron con creces y además llevaron todos los ejercicios y el temario que nos habían dicho completo, así que se incorporaron como si nada.

También hemos seguido este sistema alguna vez cuando hemos tenido que viajar fuera de los meses de verano, para rodar algo de la serie de TV, por ejemplo ahora hemos estado 6 semanas en USA y han "perdido" un mes presencial de cole (el resto coincidió con periodos vacacionales). Esta segunda vez tampoco ha sido nada complicado porque hemos aprovechado los traslados en caravana para que fueran completando el temario que nos preparó el cole y en el cómputo sólo han sido 20 días de no asistencia. Hemos traído de nuevo el temario y los ejercicios hechos y nos han dicho que se han incorporado a la vuelta super centrados y llenos de energía, así que objetivo cumplido. 

Hace pocas semanas conocimos a unos profesores sevillanos que se van a recorrer sudamérica en caravana un año con sus 3 hijos pequeños visitando escuelas, ellos van a darles clase en ruta sin seguir ningún programa oficial. ¿Es legal, no es legal? hay que poner las cosas en su contexto. El fin último de la escolarización es que tus hijos se eduquen de cara a afrontar su vida adulta de la mejor manera posible, ser felices y ganarse la vida. Un gran viaje supone una inyección educativa que supera con creces estos objetivos en muchos aspectos prácticos, que van más allá de memorizar conceptos en un aula. Un gran viaje es una escuela de vida.

Candela en el Natural Cafe en Corea del Sur, una cafetería ¡con ovejas!



Una vez que decides que te vas, otro punto a considerar es: ¿Cómo organizar las clases en ruta?. Consejos y cosas a tener en cuenta:

- Nuestra experiencia es que seguir una rutina diaria de estudio durante el viaje no es nada operativo ni aconsejable. Los viajes están precisamente para romper rutinas y, el imponer horas de estudio fijas diariamente, es desaconsejable. En un viaje largo hay semanas en los que uno está más activo, viendo y haciendo infinidad de cosas; y, otras, de más relax, en las que puedes destinar tiempo a avanzar con el temario. El propio viaje te va marcando pautas. Nosotros, en los viajes largos (de meses), lo que hemos hecho es aprovechar traslados y esperas para algunas tareas (tipo leer, fichas de lectura, operaciones...) y, cuando hemos hecho base de una semana o 10 días en un sitio fijo, es cuando hemos avanzado con temario tipo ciencias, sociales, lengua, arte y ese tipo de materias.

- En el caso de un viaje de un año los padres dispondréis de 12 meses para darles el temario que en el cole se da en 9 meses y, además, no os regiréis por un calendario de vacaciones ni fines de semana como en el cole. Es decir, contaréis con muchos más días para acometer el plan de estudios escolar. 

Un consejo es que os dividáis entre los padres las asignaturas, uno da una cosa y otro otras, así no será tan pesado ni para los padres ni para los niños. 

- Otro consejo es que os llevéis el temario escaseado y vayáis imprimiendo sólo lo necesario porque los libros en ruta pesan demasiado. En vez de tener un cuaderno de ejercicios para cada asignatura completar todo en un cuaderno dividido en secciones (menos peso y todo el material unificado). A la hora de organizar materias y objetivos es crucial hablar con el colegio y los profesores de los niños. Vivimos en la era tecnológica así que mantened abierto el diálogo con el tutor vía mail, preguntarle dudas. Es bonito y enriquecedor hacer también partícipes del viaje a los niños de clase. En nuestro caso Candela va escribiendo mails - tipo diarios de viaje, a sus compañeros de clase y les envía fotos, que leen todos juntos en el aula. La "participación" del cole es un punto a favor pero claro, dependerá mucho de si das con un cole chapado a la antigua y cerrado, o un cole que ve una oportunidad de aprendizaje única para tus hijos y el resto de alumnos que ojalá estuviera al alcance de más niños. 

- Una vez en ruta hay cientos de maneras de aplicar las materias estudiadas al día a día. Deja que tus hijos calculen en euros cuanto cuesta algo que les gusta de un mercadillo en moneda local (mates); enséñales en un mapa la ruta que seguís y háblales sobre los países que estáis recorriendo, su historia y sus costumbres (geografía, sociología e historia); diseña una ruta con mucha naturaleza y animales (ciencias); anímales a aprender algunas palabras en lengua local para que puedan pedir ellos cosas como "la cuenta en un restaurante", preguntar "cuanto cuesta una fruta", "donde está el baño" o decir "gracias, hola y adiós" (idiomas); enséñales a comer y probar de todo, la parte culinaria es un gran valor añadido en un viaje; practicar deportes y actividades de aventura; intenta incluir la visita a algún proyecto social de infancia... y, sobre todo, enséñales a valorar lo que tienen porque seguro que, viajando por el mundo, van a ver muchos niños y familias con vidas muy diferentes a la suya.

Mateo "investigando" en un mercado de Shanghai - China


Resumiendo: la educación y enseñanza en ruta no debe ser nunca un impedimento para realizar un gran viaje. Si quieres hacerlo, hay que gestionar esta parte pero no debe ser nunca un handicap. La experiencia va a ser brutal y seguro que ese viaje los forjará más como seres humanos que cualquier otra cosa. Yo siempre digo que un viaje se mide en momentos, no en kilómetros, y no viajamos para cambiar de lugar, sino de ideas. No importa el destino en sí, sino con quien tengáis el tiempo de compartirlo. El tiempo, ese sí es un valor preciado, ya que las mejores cosas de la vida no son cosas sino personas... Viajar en familia, es una experiencia que recomiendo a todo el mundo porque te une como una piña, te ayuda a conocerte más y te permite pasar tiempo de calidad con tus hijos, crecen rápido y lo que no hagas ahora no lo podrás recuperar luego.


A todos aquellos que queráis compartir vuestra experiencia/dudas sobre la enseñanza durante el viaje con niños os animamos a hacerlo en los comentarios. Si os gusta la aventura y queréis descubrir otra forma de Viajar en Familia, os invitamos a ver nuestros videos de viajes, disponibles en Youtube: Canal Makuteros, donde podréis disfrutar de la primera Temporada que nos llevó desde China hasta Australia. La segunda ruta, por Sudamérica, y la tercera recorriendo China, Corea y Japón, podéis disfrutarla en el site de RTVE: www.rtve.es/familiamochila

Os animamos a seguirnos en las redes sociales:

               

{ 2 comentarios... read them below or Comment }

  1. Un viaje escolar es una forma de encontrar esa liberación tan necesaria que necesitan los niños, para este año hemos organizado una antes de las vacaciones que les ayudará a desconectar, espero que les guste

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por comentar. La página me ha gustado mucho, ofrecéis muchas actividades de aventura perfectas para pasar jornadas divertidas y que los niños puedan "desconectar" :)

      Eliminar

- Copyright © MAKUTEROS - FAMILY RUN - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -